Pecas: Una señal de mayor sensibilidad a los rayos solares

Pecas: Estas pequeñas manchas pigmentadas que nacen en la piel por razones genéticas, desbalance hormonal o por constante exposición al sol. Para algunos resulta un rasgo atractivo, para otros una pesadilla que quisieran eliminar; sea cual sea tu caso, en este artículo te contamos algunos datos que debes saber sobre las también llamadas “efélides”.

¿Qué son las Pecas?

Son pequeños puntos no uniformes de pigmento, usualmente de color marrón o rojizo que se manifiestan mayormente en hombros, manos, rostro, cuello y espalda puesto que estas son las zonas de la dermis más expuestas con mayor absorción de rayos ultravioleta (UV). Sin embargo, pueden estar presentes en cualquier otra parte del cuerpo. Las pecas son más frecuentes en personas de tez blanca.

“Las pecas tienen un origen genético, y su formación es similar al efecto por el cual se broncea la piel, conocido como melanogénesis. Al entrar en contacto con el sol, la melanina se distribuye de manera irregular por la piel, creando depósitos algo más densos en puntos concretos. Eso son las pecas.”

La Academia Española de Dermatologia y Venereologia

Prevención

pecas

Aunque las pecas son lesiones benignas, que no suelen causar alarma, es necesario monitorear constantemente la salud de tu piel puesto que éstas son una señal de mayor sensibilidad ante los rayos del sol.

Para esto es esencial iniciar un control dermatológico con expertos. Así mismo, debes saber que la protección solar será tu mejor aliada. ¡Importante! No solo en el rostro, también recuerda cuidar de tu cuello, hombros, manos y espalda.