¿Comes o te alimentas?

Sabemos que comer es una de las cosas que nos encanta hacer, sí, es una necesidad biológica pero también es una manera de recibir placer. Existen infinidad de comidas que nos encantan y así seamos conscientes que no nos hacen bien las comemos porque nos generan placer.

Por diferentes situaciones hemos restado importancia a lo que ingerimos ya sea por tiempo, por comodidad, por economía, estamos limitándonos a comer. y es que comer no es igual a alimentarse… comer tiene que ver con llevarse algo a la boca para saciar nuestra hambre, pero por otro lado alimentarse es todo un proceso que incluye seleccionar los alimentos, prepararlos, comerlos, masticarlos y digerirlos.

Y es que lograr alimentarnos no es tan sencillo, pues nos enfrentamos a alimentos que, aunque nos llenan y son deliciosos no aportan los nutrientes necesarios para una buena alimentación y no solo eso, en algunas ocasiones con ingredientes que dañan nuestro organismo y se va reflejar en la salud de nuestra piel y cabello.

Como lo mencionamos anteriormente la alimentación es todo un proceso, no basta con tener alimentos nutritivos si los combinamos mal, o si no consumimos una gran variedad de ellos o lo que sucede con mayor frecuencia ingerimos alimentos a deshoras o saltándonos una de las comidas.

Nunca es tarde para modificar nuestros hábitos y reinventarnos, lo primero es ser conscientes de lo que no funciona y hacer un nuevo plan. A continuación, te sugerimos algunos tips que puedes implementar que harán que te mejores tu alimentación.

  • Comienza con metas pequeñas (Por ejemplo, consumir agua: toma medio litro la primera semana y auméntalo semanalmente).
  • Elegir alimentos naturales (Así encontramos nutrientes de mayor calidad y mejor asimilación).
  • Evita comer muy rápido o comer sin hambre.
  • No te saltes ninguna comida.
  • Planifica tus comidas (ya sea en casa o por fuera, tomate el tiempo necesario para elegir mejores alimentos o restaurantes que ofrezcan menús saludables y balanceados)
  • Combina alimentos de los tres grupos (proteínas, frutas / verduras y carbohidratos)
  • Varia los alimentos de cada grupo diariamente (evita comer todos los días lo mismo)
  • Elige las porciones correctas 50% frutas o verduras 25% proteínas (carne, pescado, huevo, etc.) 25% Carbohidratos (pan, pasta, arroz, legumbres).
  • Aliméntate de manera consciente sin distracciones.

Alimentarnos de manera nutritiva es tan importante que no solo facilita el buen funcionamiento de nuestro organismo, también hace que nuestro cuerpo se vea mucho mejor, nos ayuda a tener el peso adecuado, mejora notablemente la salud y la apariencia de nuestra piel. Cualquier esfuerzo que hagamos para mejorar nuestra apariencia debe ir siempre acompañado de una alimentación saludable si queremos ver resultados reales y duraderos.

Para finalizar es importante saber que en el proceso de alimentación también intervienen factores externos como el sentirse bien con uno mismo, con las personas que están a nuestro alrededor, el lugar donde lo hacemos, el estar cómodos y principalmente que sea un momento donde se disfrute cada alimento.

El mejor tratamiento de belleza que podemos darnos es alimentarnos de manera saludable.