¿AFECTA EL ACNÉ TU AUTOESTIMA?

A todos no han salido esos granitos que nos dañan el rato, pero que fácilmente cubrimos con algún truquito, sin embargo, en este artículo no nos referimos a ese granito que nos muestran en tv y que mágicamente desaparece con algún producto. Hoy queremos hablarte sobre el acné como enfermedad y sus implicaciones emocionales en quienes la padecen.

El acné aparece comúnmente en la “adolescencia” en esta etapa donde inicia el autoconocimiento, nos estamos descubriendo y dándonos a conocer ante el mundo, inician las amistades y la creación de vínculos emocionales con el mundo que nos rodea, justo en este momento que es crucial aparece el acné generando que este proceso social se vea afectado ya que puede hacer que nos sintamos incomodos con nuestra imagen o en ocasiones como creemos que nos ven los demás. Generando en consecuencia problemas de autoestima.

¿Cómo sé que el acné está afectando mi autoestima?

Sin duda existen algunas conductas que evidencian que la presencia de acné te está afectando más de lo normal, te indicamos algunas de ellas:

  • Evito el contacto visual con otros
  • Oculto mi rostro frecuentemente con gorras, cabello, mucho maquillaje, etc.
  • Evito salir
  • No quiero que me tomen fotos
  • No tengo relaciones sociales

¿Qué puedo hacer?

Lo más importante y queremos que lo tengas muy claro, es que EXISTE SOLUCIÓN. Sin importar si es leve o severo, en la actualidad existen una variedad de tratamientos que te pueden ayudar con tu acné. Teniendo esto en cuenta nuestros expertos tienen estos consejos para ti.

Cuídate

Es oportuno en cualquier momento de nuestras vidas hacer un alto y trabajar en tener hábitos saludables hacer ejercicio, comer sano, leer, meditar, despertarnos temprano, disfrutar un hobbie, entre muchos otros. Estos son hábitos que nos ayudaran no solo a manejar el estrés (un desencadenante del acné) sino a mejorar tu calidad de vida de manera significativa.

No olvides a tus amigos y familiares

Somos seres sociales y estar con nuestros amigos o familiares disfrutando tiempo de calidad mejora nuestro bienestar. Recuerda, en tu vida siempre existirán personas que te aman sin importar tu apariencia esas son las personas que realmente quieres tener en tu vida, así en ocasiones creas que estas solo o que tu problema es pequeño y que a nadie le importa siempre habrá alguien a quien le importe cómo te sientes, habla con alguien sobre lo que te pasa y desahógate.

Si por alguna razón sientes que para ti es difícil hablarlo con alguien cercano existen profesionales que pueden brindarte asesoría.

Busca ayuda de expertos

En ocasiones es difícil aceptar que necesitamos ayuda sin embargo es esencial hacerlo cuando las situaciones se salen de nuestro manejo, con el acné ocurre lo mismo, si notas que con los tratamientos comerciales tu acné no se quita o tiene una reacción negativa es INDISPENSABLE que te pongas en manos de expertos, no esperes a estar en una situación indeseada entre más pronto acudas donde el dermatólogo tu acné podrá ser tratado de manera oportuna evitando las marcas en tu piel. Ten mucho cuidado con todo lo que veas acerca del acné en redes, no todos los tratamientos funcionan para todos y desconfía de los tratamientos que prometen curar tu acné rápidamente por lo general solo te vas a decepcionar.

Sé constante con tu tratamiento

Ya acudiste donde un experto, sientes que está funcionando y de repente dices “ya estoy bien” y abandonas tu tratamiento… no te sorprenda si tu acné vuelve a aparecer. El éxito de todos los tratamientos está en la constancia, no esperes tener excelentes resultados si no sigues tu tratamiento al pie de la letra y durante el tiempo indicado.

Tampoco reemplaces un tratamiento con otro que viste por ahí o con el que está usando tu prima porque a ella le funcionó. Tu dermatólogo sabe perfectamente lo que necesita tu piel por eso te recomienda un tratamiento específico solo para ti.

El acné, es una enfermedad y es crucial que sea tratada como tal para ver realmente buenos resultados. Sabemos que en ocasiones nos dejamos llevar por aquellas recetas y trucos mágicos que nos da el influencer en cada red social, pero ¡ESPERA!!!  no creas en todo lo que ves, porque no todos los tratamientos funcionan y en muchos casos podría ser más perjudicial el remedio que la enfermedad.